Embajador de Cuba: la derrota de Girón contra EE.UU. cambió a América y al mundo

Embajador de Cuba: la derrota de Girón contra EE.UU. cambió a América y al mundo

La Paz, 16 de abril de 2019.- “La derrota de Girón es uno de los acontecimientos que más libros, artículos, análisis, estudios y demás provocó en los Estados Unidos y en el mundo entero, porque a partir de Girón cambió América y cambió el mundo”, afirmó hoy el embajador de Cuba en Bolivia Carlos Zamora.

El diplomático hizo esta afirmación durante la presentación del resumen del documental “Girón la batalla inevitable”, del director Manuel Herrera y del libro que lleva el mismo nombre del autor Juan Carlos Rodríguez. El acto se realizó en el auditorio de la Procuraduría General de Estado, en El Alto a donde asistieron el ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana; la titular de Culturas, Wilma Alanoca; el Procurador del Estado, Pablo Menacho, y otras autoridades, ante un público de jóvenes y médicos cubanos, entre otros.

La invasión de Bahía de Cochinos, también conocida como la Batalla de Girón fue una operación militar en la que tropas de mercenarios cubanos apoyados por Estados Unidos invadieron Cuba en abril de 1961, para intentar crear una cabeza de playa y así formar un gobierno provisional al margen de Fidel Castro, buscar el apoyo de la OEA y el reconocimiento de la comunidad internacional.

Esa acción acabó en fracaso en menos de 66 horas. Fue completamente aplastada por las milicias y las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR) de Cuba. Más de un centenar de soldados invasores murieron y los cubanos capturaron a otros 1.200 junto con armamento. Ayer se recordaron los 58 años de la victoria de Playa Girón.

Zamora citó parte del prólogo del libro encargado a José Ramón Fernández uno de los héroes de la Batalla de Girón, cuando dijo que la victoria cubana sobre la invasión propiciada por Estados Unidos en 1961 cambió a América y al mundo.

Por supuesto, dijo, “junto con EE.UU. estaba la OEA que en toda su historiografía se la conoce como el ministerio de colonias del país del norte, porque para eso es para lo único que ha servido la OEA, nada más que para avalar legal y políticamente lo que los EE.UU. se ha propuesto hacer”.

El embajador además sostuvo que los norteamericanos pensaron que con una invasión al estilo de Guatemala todos los cubanos saldrían corriendo, se rendirían y acabaría todo con el derrocamiento de Fidel Castro.

“Subestimaron a nuestro país y subestimaron lo que una revolución levanta la conciencia de los hombres y eso les llevó a esa derrota de Girón y por primera vez Estados Unidos entró en crisis, tal es así que muchos consideran que la muerte y el asesinato de Johnn F. Kenedy está íntimamente vinculado a esa derrota y a las consecuencias que trajo políticamente para el país del norte”, explicó.

Según Zamora, el plan no era mandar a los mercenarios. El plan tenía que desembocar en un gobierno títere que habían construido e instaurado en Miami porque detrás de la cantidad de barcos, en que llegaron desde Nicaragua y Guatemala “que se prestaron a todo ese juego sucio”, estaba la flota americana, los portaaviones, todos los barcos y una enorme cantidad de marines listos para desembarcar. Sin embargo fueron derrotados.

“Nuestros pueblos son más libres después de Girón y nuestros pueblos fueron más libres después de muchas batallas que han desarrollado a lo largo de estos años y Bolivia tiene ejemplo en eso, porque Bolivia tiene una historia larga, heroica de luchas muy fuertes y muy amplias de su pueblo. Y lo que ha llegado a ser Bolivia hoy, no se lo regaló nadie, ni se lo debe a nadie, sino al sacrificio, al esfuerzo y a la lucha que ha desarrollado como pueblo a lo largo de su historia”, dijo el embajador.

Por ende, señaló esa lección de Girón tiene mucho que ver con la actualidad de hoy, porque no solamente garantizó la primera derrota del imperialismo en América y afianzó la independencia de Cuba, alcanzada en 1959, tiene que ver con el resurgimiento fascista que se viene produciendo en EE.UU. y que deviene a un proceso de reconquista de nuestro continente.

Según el consejero de la Embajada de Cuba, Erick Valdez, los que desembarcaron en Girón eran 194 exmilitares del dictador cubano Fulgencio Batista, 100 latifundistas, 24 grandes propietarios, 67 caza tenientes, 112 grandes comerciantes, 35 magnates industriales, 179 personas de posición acomodada, 112 de otros estratos sociales.

“Girón es decir rebeldía, es decir también germinación, Girón es decir que estamos todos listos para la lucha, de seguir el legado de Fidel que es tan importante en estos días”, señaló.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *